Senador Araújo llama atención del Gobierno sobre situación de inseguridad en el sur del Cesar
8 marzo, 2016
Senador Araújo atiende inquietudes de los momposinos sobre Proyecto de Ley que declararía a Mompox Distrito Turístico, Especial e Histórico
12 marzo, 2016

“Le hace daño al Gobierno y le hace daño a la paz pintar un ambiente perfecto por fuera de la realidad”

  • Carta del senador Fernando Nicolás Araújo a la revista Semana.

Bogotá, 9 de marzo del 2016 (CD). El Senador Fernando Nicolás Araújo, a través de una carta, controvirtió las cifras del actual Gobierno publicadas por la revista Semana, según las cuales el país va ‘por buen camino’.

A continuación el texto de la carta

“Al artículo publicado el tres (3) de marzo de 2016 titulado “Las cifras con las que Santos controvierte a la oposición” le hace falta un análisis más amplió de la realidad nacional y de las cifras.

Mencionan que la cifra de desempleo a diciembre de 2015 “descendió a 8,9%”. Sin embargo omite informar a la opinión pública que para enero de 2016, la cifra referida, es de 11,9%.

Afirma el artículo que “uno de los retos que se ha trazado Santos es el de la reducción de las desigualdades”, apelando al indicador de reducción de pobreza, que debo advertir no es el apropiado para medir la reducción de la desigualdad. El índice Gini, ese sí, creado para medir la desigualdad, muestra como el Gobierno Santos prácticamente no ha reducido este indicador durante los cinco años, incluso entre los años 2012, 2013 y 2014 se mantuvo estático sin tener ningún avance.

Hoy, debo advertir, están en peligro los recursos necesarios para financiar la expansión de la labor social del gobierno por la difícil situación fiscal que atraviesa el país, tal y como lo ha señalado la calificadora de riesgos Standard & Poor´s al revisar negativamente la perspectiva de Colombia.

En materia de seguridad, agrega el artículo que “la tasa de homicidios en el 2009 fue 17.717, mientras que en el 2015 fue 12.193, es decir 36% menos”. Sobre este punto, tal vez compartimos diferentes fuentes, debido a que según las cifras oficiales del Ministerio de Defensa en el año 2009 hubo casi 2.000 homicidios menos a los que se señalan en la publicación, 15.817 para ser más precisos. Además, en el año 2015 esta cifra fue de 12,673, en consecuencia, se tuvo una reducción del 19,8% y no del 36%. Debo agregar que en el artículo se olvidó señalar que la extorsión creció 292% en comparación con el año 2010.

Respecto al tema de la paz, manifiesta la revista Semana que hoy se está ad portas de firmar la paz sin Jojoy ni Cano; pero, no agrega que Iván Márquez, Santrich, Joaquín Gómez y demás cabecillas se pasean como héroes por el Municipio de Buenos Aires, Cauca, en donde hace un año masacraron a 11 soldados, ellos sí, defensores de la democracia colombiana.

Tampoco dice el artículo de Semana que el acuerdo de La Habana tiene serios riesgos para la división de poderes, lograr justicia y para construir paz sin que aparezcan nuevas expresiones de violencia. Ni tampoco llama la atención sobre como el ELN va ocupando los espacios de las FARC, tal y como se evidencia en el escalamiento de su actitud violenta y como lo mencionan las comunidades en las visitas que realizo. Publicar en el artículo que el acuerdo de justicia es para Human Rights Watch una “piñata de impunidad”, no les parece relevante.

La inversión extranjera, argumenta la revista, creció en 5 años 59%; pero, no dicen que entre 2015 y 2016 se redujo en 36%. Se señala que en el 2009 la cifra por inversión extranjera era de USD $7,201 millones, sin embargo, según  la base de datos del Banco de la República dicha cifra fue de USD $ 8,036 millones, por lo que el aumento sería del 42% y no 59%.

En educación dicen que se avanzó del 70% al 100% los estudiantes de colegios oficiales que no pagan matrícula; pero que Colombia ocupa el puesto 62 entre 65 países en las pruebas pisa, es un indicador que al autor se le olvida incluir.

En vivienda celebran el aumento del área construida y no señalan que la reconstrucción de Gramalote no se ha realizado por incapacidad total del Gobierno de Santos ni de la caída de los precios de la vivienda en Colombia.

En política exterior, da dolor ver una Colombia arrodillada a la dictadura venezolana sin ser capaz de reclamar por los derechos de cientos de compatriotas deportados injustamente del vecino país, tal vez, ya olvidados por Santos y sus ministros.

Antes de despedirme debo agregar que desde la oposición somos amigos de la paz de Colombia. Construiremos una paz basada en la verdad de la información y centrada en los principios democráticos. Le hace daño al Gobierno y le hace daño a la paz pintar un ambiente “perfecto” por fuera de la realidad”.

Fin del comunicado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *