Transición 
1 marzo, 2017
Ciudadela 2000 entre el microtráfico y el desempleo
8 marzo, 2017

“Entre 2010 y 2015 la productividad de droga por hectárea/guerrillero creció un 144,8% con cifras de ONU”

Bogotá, 7 de marzo del 2017. A continuación el texto de la constancia radicada en plenaria de senado por el congresista Fernando Araújo, sobre el aumento de los cultivos de coca en Colombia:

“Entre 2010 y 2015 la cifra de cultivos de coca en Colombia creció 150%. El crecimiento ha sido constante

El departamento de Estado de Estados Unidos anunciará una nueva cifra que supera las 180.000 hectáreas. Desde el 2013 se ha duplicado el área cultivada. El año pasado, esta misma entidad había situado los cultivos en 159.000 hectáreas. (Revista Semana. 5-12 marzo 2017)

Pero más del continuo crecimiento, que entre 2010 y 2015 representaron un aumento del 60%,  los hombres en armas de las FARC paradójicamente han disminuido, pasando de 20.766 combatientes en 2002 a 5.700 en 2015. Esto quiere decir que según Naciones Unidad y La Casa Blanca, en 2010 la productividad de hectárea / hombre FARC era de 6,9 y 11,1 respectivamente, sin embargo, en 2015 es de 16,9 y 27,9 respectivamente. Lo que implica que entre 2010 y 2015 la productividad creció un 144,8% con cifras de ONU y un 150,4% con cifras de La Casa Blanca.

Estas cifras de productividad nos dan la razón: la producción potencial ha aumentado significativamente en relación a la disminución de hombres de las Farc en armas. El cultivo de coca por hectárea es cada vez más productivo.

Pero esto no es todo. Preocupa, además, que si bien ha dicho el general Javier Florez, jefe del Comando Estratégico de Transición, que el tema de la entrega del armamento físico iniciaría el 1 de marzo, con el 30 %, el 1 de mayo otro 30 % y el 1 de junio el 40 % restante, y “quedan entregadas todas las armas”, ¿cómo es posible que con la DEJACIÓN de apenas 322 armas de las FARC comience este proceso?. Yo pregunto: ¿Son apenas 322 fusiles el 30% del armamento de este grupo narco-guerrillero? ¿Será que con las armas que no sean DEJADAS garantizarán la continuidad del negocio que los ha convertido en el tercer grupo terrorista más rico del mundo? ¿Únicamente son 1074 armas con las que las FARC amedrantaron a los colombianos por más de 50 años?”.

Fin del comunicado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *