Senador Araújo hace llamado a las autoridades a intensificar búsqueda de Karen Dayana
2 marzo, 2015
Senador Araújo defiende inversión en Ciencia y Tecnología
11 marzo, 2015

Carta a Juan Manuel Santos

Estimados colegas,

El siguiente es el texto de la carta escrita por el Senador Araújo en respuesta a las declaraciones del Presidente Juan Manuel Santos durante la inauguración de la primera calzada del puente Gambote, donde expresó que el editorial del diario El Universal de ayer, podría tener intereses políticos por ser el congresista de la oposición, familiar de los accionistas minoritarios del matutino.

Adjunto se encuentra la carta firmada por el Senador.

 

Cartagena de Indias, 6 de marzo de 2015

Doctor
Juan Manuel Santos Calderón

Presidente de la República de Colombia

E.S.M.

Respetado señor presidente:
El día de ayer, mientras se dirigía al público bolivarense en Gambote, corregimiento de Arjona, usted hizo alusión al Editorial del mismo día en el diario El Universal, el cual manifestó el inconformismo de la dirigencia local y regional por el anuncio realizado días previos por el director del Fondo de Adaptación de su gobierno referente a que el puente de Gambote quedaría convertido en un embudo de una sola calzada limitando el desarrollo y la competitividad de Cartagena, el departamento, la región Caribe y por supuesto del país. En su alocución dejó entrever una posible manipulación política de un “senador de la oposición”.

Como el señor presidente conoce, y para nadie es un secreto, desde hace muchos años mi familia es accionista minoritaria de El Universal, que es un periódico reconocido por su trayectoria e independencia editorial y como un activo de Cartagena, Bolívar y la Costa. En este orden de ideas, tenga la certeza señor presidente que este senador no tiene injerencia en los editoriales sobre su administración; sean estos favorables o desfavorables a su gobierno.

El señor presidente, mediante sus palabras, escoge crear mantos de duda sobre un periódico, una familia, un senador y un partido político, para distraer la atención sobre las actuaciones de sus funcionarios. Lo cierto, señor presidente es que el Doctor Germán Arce, Director del Fondo de Adaptación de su gobierno, se pronunció en el despacho del señor Gobernador de Bolívar acerca de la segunda calzada del Puente de Gambote, sobre el Puente Yatí-Bodega, y otras obras esenciales para el Departamento, dejando en duda las declaraciones y compromisos del señor presidente con esta región del país, sosteniendo que dichas obras no están priorizadas por el despacho que él dirige.

Tampoco quiero ser malpensado y pensar que sus declaraciones tengan que ver con política. Tal vez lo que pudo haber ocurrido fue que al señor presidente le faltó información sobre las declaraciones de sus funcionarios dado que estaba lejos en Europa, en cenas en palacios, en lugar de estar recorriendo los pueblos de Colombia y haciéndole seguimiento a las promesas de su gobierno. En todo caso, debo reconocer la oportuna intervención del Gobernador y el exigente editorial de ayer, pues de no haber sido por ellos muy seguramente habríamos quedado con un puente de una sola calzada, como ya lo había anunciado el director del Fondo de Adaptación.

Sea esta también la oportunidad señor presidente, para ponerle de presente otras problemáticas de Cartagena y del Departamento de Bolívar, aprovechando su deseo manifiesto de contribuir con el desarrollo de la región, para que su gobierno fije su mirada en atenderlas.

En Cartagena, la inseguridad merece atención. El año pasado pasamos de 30 homicidios por cada 100.000 habitantes, aún esperamos un Consejo de Seguridad con su presencia. El programa de familias en acción contaba con 180.000 beneficiarios al inicio de su gobierno, hoy cuenta con menos de 165.000, en todas las comunidades que visito encuentro quejas y preocupaciones. Con respecto al programa ‘Colombia Mayor’, del que usted se enorgullece por el crecimiento de los beneficiarios, lo invito presidente a hablar con ellos, no encuentra uno satisfecho. Se quejan porque reciben solo la mitad del subsidio, tres pagos al año o porque los pagos se atrasan meses.

En El Carmen de Bolívar, presidente, están insatisfechos por su trato con las niñas enfermas muy probablemente por la vacuna del VPH, y en visita suya a El Salado, corregimiento de ese municipio, no quiso recibir una comisión de esa comunidad. En esa misma localidad, la ley de restitución de tierras que aprobó su gobierno mantiene en permanente enfrentamiento a compradores de buena fe y despojados. En la alta montaña de los Montes de María, los campesinos y aguacateros aún esperan que su gobierno les cumpla las promesas para salvar su cultivo y salir de la miseria.

Afortunadamente, su gobierno logró contratar la recuperación de la navegabilidad del Río Magdalena, sin embrago, para la desgracia de ésta región, ésta solución no incluyó un solo kilómetro de los 115 del Canal del Dique. Lo siguen estudiando. ¿Hasta cuándo?

El cambio climático también hace estragos en nuestra zona costera. La Avenida Santander en Cartagena, ya no tiene dos calzadas, una de ellas permanece invadida por el agua marina que corroe los vehículos imposibilitando su utilización. Usted presidente se comprometió en el pasado debate electoral con la recuperación de ésta importante vía a través de la construcción de la Avenida del Bicentenario, esperamos le cumpla a la ciudad.

En materia de infraestructura, la histórica cifra que usted pregona, no representa el 10% de la inversión en ese mismo sector del resto de la región Caribe y que decir de otras zonas del interior del país. La transversal de los Montes de María la tuvimos que hacer sin la ayuda de su gobierno. En el sur de Bolívar, la ausencia de vías habla por si sola. Cuando sus viajes por Europa le dejen tiempo, ojalá recorra esa rica región de la nación; solo podrá hacerlo en helicóptero o en chalupa porque carreteras no hay y las pocas que hay están en manos del Eln, las Farc y las Bacrim.

Señor Presidente, esa es apenas una muestra de la realidad de nuestro querido departamento. Solo espero que no nos pase con la doble calzada del puente de Gambote como nos sucede con los 75 kilómetros de doble calzada entre Cartagena y Barranquilla. Todos los días nos dicen que si están, pero entre más busco esa obra en el presupuesto menos la encuentro.

Me despido señor presidente, levantando el clamor del pueblo bolivarense, quien le pide con decencia pero con firmeza que le cumpla a ésta región. Así no tendrá nunca más quien le diga que usted cobra indulgencias con camándulas ajenas.
Cordialmente,

 

Fernando Nicolás Araújo

Senador del Centro Democrático

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *