“El Presupuesto General de La Nación no es austero ni inteligente”: Araújo
18 agosto, 2015
Senador envía derecho de petición a Ministro de Salud por caso de afectadas por la vacuna contra el VPH
21 agosto, 2015

“Rechazamos que las Farc busque por medio de la Iglesia ser tratado como un actor político legítimo”

Bogotá 19 de agosto del 2015

Ante la petición del grupo terrorista de las Farc de reunirse con el Papa Francisco, el Senador del Centro Democrático, Fernando Nicolás Araújo, rechazó este miércoles en Plenaria de Senado que las Farc busquen por medio de la iglesia ser tratado como un actor político legítimo.

“Hoy hemos recibido la noticia que el Papa Francisco no tiene en su agenda reunirse con las Farc durante su visita a Cuba a pesar de la insistencia de este grupo terrorista, con esto evidenciamos como las Farc utilizan los diálogos de paz en La Habana no sólo para rearmarse, fortalecerse y seguir delinquiendo, sino también para presentarse como un actor político legitimo ante la sociedad colombiana y el escenario internacional, sin que el Gobierno diga nada al respecto”, indicó el congresista.

El Senador señaló que desde que el Gobierno Nacional inició los diálogos de La Habana, reconociendo un conflicto armado, brindándoles un ámbito jurídico e institucional a las Farc igual que el de los militares, y permitiendo que un grupo terrorista, rechazado por el 98% de la población, discutiera la agenda del país, se premió la acción violenta por encima de los medios democráticos.

En el mismo sentido, el legislador recordó que los actores políticos legítimos son quienes utilizan exclusivamente los medios democráticos y pacíficos para resolver sus controversias y no las armas como lo hacen las Farc.

“Comprendo la buena fe de la Iglesia en su intención de lograr la  paz en Colombia. Sin embargo, considero que un acuerdo de paz que legitima y premia el actuar violento sobre el actuar democrático no genera paz, se convertirá en el verdugo de las futuras generaciones”, dijo.

Finalmente concluyó diciendo que “no podemos permitir que un grupo terrorista que asesina policías, soldados y civiles, recluta menores, atenta contra la infraestructura, implementa minas quiebra-patas, extorsiona indiscriminadamente a la población, y que se lucre del narcotráfico,  busque por medio de la Iglesia ser tratado como un actor político legítimo”.

Fin del comunicado

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *